lunes, 14 de marzo de 2011

Manual de Supervivencia (VIII): Alimentación (Recolección, caza y pesca)


Recuerde que una persona puede aguantar hasta 3 semanas sin comida, por lo que como norma general, no ingiera nada de lo que no esté completamente seguro que no está contaminada ni podrida.

Cuando logre alimento, y es también aplicable a la ingesta de líquidos, tómelo en pequeñas cantidades y con calma, ya que en el estado de debilidad en el que se encuentra su cuerpo puede suponer demasiado esfuerzo asimilar grandes cantidades y venir acompañado por vómitos.

La obtención de alimentos vendrá condicionada por nuestros conocimientos y herramientas, así como el lugar, estación y clima donde nos encontremos. Es recomendable portar una navaja o un cuchillo de supervivencia, que nos servirá para hacer trampas, recolectar o cazar. Además, algunos incorporan un kit de pesca y otros útiles que vendrán bien.

Recolección
Durante todo el año podrá encontrar diferentes frutas, frutos secos y setas e incluso verduras. Verifique que está en buen estado y no podrido y si es posible, lávelo.

Rechace la vegetación que presente savia lechosa y/o pelillos en el tallo, pues la mayoría son venenosas. 

Para asegurarse, realice la siguiente prueba de comestibilidad: restriegue la planta o el jugo de la misma en el antebrazo y deséchela si encuentra cualquier molestia o irritabilidad.

Caza
En primer lugar, recuerde: todo lo que se mueva, a la cazuela. Esto es, cualquier mamífero, ave o reptil que se mueva, deslice, corra o vuele se puede cazar y comer. ¿Cómo? Deberá esconder trampas donde encuentre rastro de algún animal.

Las trampas se deben revisar al amanecer y al atardecer, coincidiendo con las salidas y entradas de las presas y las trampas más comunes son:
  • Jaula: Capturan al animal vivo. Un mecanismo con el cebo que sostenga el útil de caza, el animal intentará llevárselo y al hacerlo el mecanismo dejará de sostener la cesta o recipiente colocado para capturarlo. Si en su lugar, coloca una piedra u objeto contundente, el animal morirá por aplastamiento.
  • Lazo: El más fácil. Con un cordel, alambre o cualquier cuerda fina y resistente sirve para realizar un lazo en vertical a un palmo del suelo y con un puño de diámetro. Los animales mueren por estrangulación al pasar por dentro y al forzar por miedo el lazo.
  • Anzuelo: Utilizado en la pesca y adaptado para aves. Coloque un anzuelo con cebo atado con sedal o alambre a una estaca de madera en el suelo en una zona despejada y visible. Pruebe la utilización de un cebo u otro y atraerá a distintas especies.

Pesca
El método del anzuelo anteriormente descrito, igualmente se aplica para la pesca pero en una caña, en un objeto que portemos o una rama cerca del cauce donde pesquemos. Además, existen los siguientes métodos:
  • Manual:  En aguas poco profundas y con algo de dedicación, podemos capturar algunos peces y aunque es válido de cualquier forma, se recomienda cogerlos por la cola para que no resbalen. 
  • Arpón o lanza:  Se trata de "pinchar" al pez con el arpón o lanza, que nos podemos construir con el cuchillo de supervivencia y una rama ancha. Salvo que se den golpes certeros, es bastante complicado y en cambio es fácil herir a la presa y no llegar a capturarla.
  • Trampas: Requieren más tiempo, recursos e ingenio, y se basan en la atracción de la presa y en el mecanismo de captura. Por ejemplo, la imagen muestra un cerco donde solo tiene una entrada y salida y el cebo en medio. Una vez la presa logre entrar, podemos cerrar la salida, echar una cesta para capturarla, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada